El 60% de las personas anoréxicas y bulímicas realizan primeras búsquedas "poco saludables" en Internet

El 71,3% reconoce que estos contenidos ejercen una influencia negativa

El 59,2% de los pacientes con un trastorno alimentario, como bulimia o anorexia, realizan búsquedas de contenidos "poco saludables" la primera vez que buscan por Internet, de forma que el 31,6% rastrea cómo adelgazar rápido, el 11,6% dietas extremas para perder peso, el 10,8% navega por blogs a favor de la anorexia y la bulimia (pro-ana y pro-mia), y un 5,2% cómo vomitar.

Así lo pone de manifiesto el estudio Trastornos alimentarios y hábitos de búsqueda en Internet: resultado de una encuesta de población clínica, elaborado por un equipo de médicos y psicólogos de la Taula de Diàleg per a la Prevenció dels Trastorns de la Conducta Alimentària y que han presentado este lunes su presidenta, Marta Voltas, y el director de la Agencia Catalana de Consumo, Alfons Conesa.

Según este estudio, del que se conocerán los resultados completos el miércoles en el marco del Simposio Anorexia e Internet, el 71,3% de los enfermos reconoce que los contenidos que buscan en la red ejercen una influencia negativa para la curación de su trastorno alimentario.

"El objetivo de este informe es demostrar la correlación que hay entre la influencia de estos contenidos y la potenciación de la enfermedad", ha explicado Voltas.

Actualmente, existe una situación de vacío legal para combatir estos contenidos on line, a diferencia de otros países como Francia, donde se consideran apología de la anorexia y la bulimia y están tipificados penalmente como una inducción al suicidio: "Tenemos que trabajar con las herramientas que tenemos hoy por hoy. Son escasas, pero utilizaremos todos los medios", ha reconocido Conesa.

El estudio se basa en una encuesta clínica realizada a 294 pacientes actualmente en tratamiento de entre ocho y 59 años, aunque el 80% de la muestra son personas de entre 12 y 21 años, y en cuanto al sexo, el 92,2% son mujeres y el 7,8% hombres.

Del total de encuestados, el 85% de los pacientes empezó a buscar contenidos relacionados con los trastornos alimentarios cuando era menor, y pese a estar en tratamiento, uno de cada cuatro reconoce que continúa navegando por este tipo de webs.

Los pacientes visitan estas páginas a espaldas de sus familiares, ya que en el 87,3% de los casos la familia desconoce estos hábitos, y sólo en el 40% de los casos la familia acaba enterándose del problema.

Los trastornos alimentarios son actualmente la tercera enfermedad crónica entre la población femenina adolescente de las sociedades desarrolladas, afectando al 5% de las chicas, y está aumentando su incidencia entre la población adulta.

Fuente: www.elmundo.es