Acerca de las cataplasmas y compresas (Parte 4: Diferencia entre el efecto bioenergético y local-tisular)

Bioenergético:

La diferencia fundamental es que las aplicaciones calientes o frías con producto activo o no en contacto con la piel, se aplica pensando en los canales energéticos: meridianos principales, secundarios, de interconexión entre meridianos o bien hacia la fuerza vital que se materializa en los tendones y músculos o incluso subcutáneo. Todo ello relacionado con la finura infrarroja que va a depender del filtro o producto activo.

La vibración infrarroja penetrará más o menos en la piel creando un estímulo directo sobre el tejido celular subcutáneo y sistema retículo endotelial que se relaciona con el circuito, tanto de defensa biológica como el nervioso medular, a través de nervios aferentes o eferentes.

Estas cualidades de transmisión a distancia, hacia la conciencia reguladora de la fuerza vital en dirección regeneradora, que desde los centros cerebrales, dan respuesta a los estímulos creando equilibrio que más allá de lo local, interviene todo el mecanismo de la gran defensa.

Estos filtros han de ser resonantes con el aspecto local y en última instancia con el circuito de la gran defensa.

Normalmente la cantidad de producto activo en estos filtros bioenergéticos son muy poco presentes en el lienzo, pues los efectos "resonantes" hacen el efecto a través de la inteligencia de la piel. Entre sus cualidades está la capacidad de generar estímulos inductores sobre el equilibrio homeopático.

Las aplicaciones normalmente calientes y esporadicamente frías.

El tiempo de aplicación, aquí es muy importante, normalmente no pasa de 5 minutos y una o dos aplicaciones al día y en zonas muy localizadas, a veces distinta de donde se tiene el problema.

Rara vez dan problemas cutáneos porque el tiempo de aplicación es escaso y pocos días, no mas de 10 días, habitualmente. Normalmente 5.

 

Local-Tisular:

La historia de la medicina está llena de fórmulas magistrales para éstas aplicaciones, pensadas para un efecto, clásico: emoliente, refrigerante, hipertermico, astringente, hemostático etc. y cumplen fielmente los objetivos para los que se emplearon y emplean. Salvando siempre la valoración relativa de que son terapias locales y por tanto inocuas (rara vez rechazo cutaneo por abrasión o reacción alérgica a un producto)

Las cantidades de productos empleados en la aplicación local puede ser significativ , creando verdaderas obras de arte culinario, con todo tipo de detalles y productos. Las aplicaciones pueden ser frías o calientes.

El tiempo de aplicación, aquí es muy importante, también. Y a diferencia de lo bioenergético puede durar media hora mínimo hasta días completos en forma de de "pegas".

Uno de estos parches, "SOR VIRGINIA" que tanto beneficio ha hecho históricamente y que ha demostrado su utilidad en caso de dolores o contusiones es un caso típico de "pega".

Claudio González Grueso