Últimas publicaciones

Energética y Homeopatía

APROXIMACIÓN AL PRINCIPIO HOMEOPÁTICO DE RESTABLECER LA SALUD

Hahnneman, es, ha sido y será el padre de la homeopatía. Con esto quiero decir que aún no hemos llegado a la comprension total del fenomeno curativo, que por su sencillez y mentalidad atoxica es capaz de organziar el funcionalismo del cuerpo de modo que las defensas naturales de nuestro organismo, hacen frente al desequilibrio.

Pero ¿que elementos son los que estan participando al uno y otro lado de este teatro de operaciones de resisitencia y normalización?:
Para esto hay que vincular elementos entre si y resaltar los principios actuantes.

  1. El desequilibrio o enfermedad, con los síntomas característicos y generales los concomitantes y particulares, que dan una aproximación por Patogenesia, a los productos homeopáticos, patogenesicamente indicados.
  2. Los principios físicos en los que se relacionan las situaciones de resistencia(enfermedad) y la "natura Medicatrix" activada por la acción inductora del ACTIVO HOMEOPATICO.
    1. El agua
    2. El calor (homeotermia)
    3. Los flujos iónicos, aniones, cationes minerales y electrones
    4. Cargas magnéticas, representadas por la masa-peso
    5. La gravedad terrestre
    6. Los cambios en el exterior del organismo
    7. Los cambios en el interior del organismo
    8. La percepción física que el organismo tiene de sí mismo en cuanto a regularidad de funciones.
    9. La percepción que persona y terapeuta tiene de la normalidad o cambios.
    10. La triangulación entre persona-terapeuta y acción terapeutica (homeopatía y terapias energéticas con cualidades homeopáticas)
    11. El arte del terapeuta en salvar todos los escollos y resistencias emocionales, físicas, miasmaticas (ancestrales), MEDICAMENTOSAS y de adaptación (cronicidad) a la enfermedad o desequilibrio.
    12. El momento adecuado o adverso en el que se comienza el proceso de estudio y tratamiento, pues todo lo que evoluciona tiene un ciclo de compotamiento, que es a veces el más importante, pues sería el escollo principal.
    13. La elección del remedio homeopático. El remedio homeopático, no ha de ser ni es el principal agente curativo pues la homeopatía es una cualidad de la naturaleza, que está presente en todas las formas y escondido como decía Paracelso, en el ALMA de la materia
  3. El resultado de la acción terapeutica o normalización al desequilibrio:
    El compendio de funciones movilizadas por la acción homeopática (que no es tan solo privativo del producto homeopático) es el de restablecer el equilibrio entre fuerzas MAGNÉTICAS E IÓNICAS.

 

Claudio González Grueso

Algunas reflexiones sobre los procedimientos de tratamientos

REFLEXIONES

Los tratamientos se orientan en base a ETILOGIA-CAUSA.

Los DESEQUILIBRIOS + CONTRADICCIONES generan otros elementos SUB.CAUSA- SUBeTIOLOGIA.

Discriminar entre uno y otros es tratar SINTOMAS o tratar CAUSA.

Cuánto más precisa la observación y la discriminación y más clara la causa, más profundo la intervención del TTO.

A veces coinciden varias causas y muchas SUB-CAUSAS, entonces la labor es de simplificación por sectores, hasta acercarse al origen.

A veces el origen es próximo en el tiempo o lejano en el tiempo (desequilibrios de hasta 4-6 o más generaciones), que transformandose en influencias de comportamiento, se transmiten como psora en la actual generación o inadecuación de funciones.

La forma de abordar el TTO. es diferente según sea causa o síntomas, urgente o crónico, psora o de influencia.

Como método de abordaje al desequilibrio (la enfermedad se considera un desequilibrio, en este concepto bioenergético) se utiliza un sistema de valoración basado en la medición de la capacidad vital de las estructuras implicadas (funciones o comportamientos metabólicos)

Si los daños producidos por los desequilibrios no han afectado a la estructura CELULAR-ORGANICA-TEJIDO, de forma irreparable, entonces la solución que la naturaleza pone en movimiento será factible y solo con su intervención es suficiente (caso de los transtornos funcionales o tóxicos sin deterioro)

Si los daños han provocado desestructuación, entonces el TTO. y el diagnóstico excede lo puramente natural y/o bioenergético y precisa de la intervención de otras ramas sanitarias (por ejemplo, cirugía o especialidades)

En muchas ocasiones, activando el mecanismo de la gran defensa se desbloquean los transtornos y la salud se recupera (intervención de la rama sanitaria que utiliza la BIOENERGETICA"ACUPUNTURA Y MOXIBUNTION-NATURISMO-HOMEOPATIA-REIKI-REFLEXOTERAPIA DE PIES DE CABEZA, MANOS O MUSOSAS)

Cuando es estructural, la competencia de esta rama de la salud, tiene un papel secundario o de cooparticipación con otros métodos curativos basados en la influencia química (medicamentos de síntesis) y por tanto el diagnóstico es también diferente y conducente a otros fines.

Cuando la urgencia lo requiere, también el TTO. y diagnóstico corresponde a la rama QUIMICA-ALOPÁTICA.

En cualquier caso, sea en solitario o en cooparticipación con otras ramas, cuando la necesidad así lo indica, las posibilidades de recuperar la salud es más amplia, cuando se devuelve al organismo y a la personalidad el control de si mismo, y cuando se han eliminado las influencias negativas o contrarias al funcionalismo normal. (LEY DEL EQUILIBRIO Y LAS CONTRADICCIONES)


Claudio González Grueso

Notas indicativas acerca de los tratamientos con fundamentos en Bioenergética

LOS MECANISMOS DEFENSIVOS DEL ORGANISMO


 

En una persona sana, están en completo estado de alerta y acción permanente. En una persona enferma, lo intenta. Los venenos acumulados por la cantidad y tiempo o por la calidad-tipo, hace que los sensores nerviosos o bioquimicos no encuentren la manera adecuada de hacer oir los mensajes de alarma, provocando un alejamiento cada vez mayor entre un organismo capaz de defenderse y ese mismo organismo con menos capacidad de reacción ante los tóxicos.

A medida que el tiempo transcurre y no se define el estado de salud se va generando un desequilibrio,que dentro de ciertos limites, según cada naturaleza, genera la enfermedad crónica o larvada, con el consiguiente desgaste de la fuerza vital. Mientras tanto, las fuerzas situadas a uno u otro bando siguen en el empeño de aumentar la influencia a costa del otro.

Las inflamaciones u otros procesos degenerativos son la expresión visible de la lucha por el equilibrio de cada uno de los contendientes,pero que en el fondo, lo que están provocando es un gran desequilibrio del sistema.

Los tratamientos basados en la energética, comprenden el estudio de los sistemas dañados, de los que se encuentran en lucha y son operativos y los que estan cediendo a la presión de los movimientos metabolicos intoxicantes.

A veces la solución pasa por alterar la base tóxica del metabolismo por otra contraria, por ejemplo, ácido-base.

En otras es necesario implicar a los mecanismos de defensas biológicos, locales. Como sucede en zonas concretas del organismo,una articulación, por ejemplo.

Pero, en ocasiones, cuándo los procesos en el desequilibrio están muy avanzados, la solución pasa por implicar al mecanismo de la gran defensa, sin cuyo concurso la salud no podria ser restablecida.

En el caso de los trastornos metabólicos, la mejoria de los sintomas se efectúa con rapidez. El paciente no nota reacción dolorosa. A menos en esta fase del proceso curativo.

En los procedimientos de tratamiento locales, la reacción está circunscrita a la zona afectada. La persona nota en la fase curativa trastornos locales(dolor,impotencia funcional etc.)

Cuándo los cambios biológicos se producen dentro de la categoria suficiente y SIEMPRE QUE LOS CAMBIOS GLOBALES SEAN LOS ADECUADOS PARA LA ACTUACION DEL MECANISMO DE LA GRAN DEFENSA, entonces se PRODUCE una reacción que engloba a todo el organismo, y por tanto se producen TRASTORNOS que se padecen por el paciente, COMO SI SE TRATARA DE UNA VERDADERA ENFERMEDAD.

Esta reacción suele durar de dos dias hasta una semana. En los casos agudos. En el caso crónico , la duración varía.

Los sintomas pueden ser de lo más variado, pero en cualquier caso, estará en relacionados con las zonas anatómicas afectadas o las funciones alteradas.

Pero todos estos mecanismos no se producen si la vitalidad no es suficiente.

Esta última aseveración explica porque aparecen reacciones defensivas que se confunden con otros desequilibrios a los meses de comenzar el tratamiento. Incluso años después.

Claudio González Grueso